Kit de fijación magnético, diámetro de 18 mm

Kit de fijación magnético, diámetro de 18 mm
Antes de encargar el producto lea las condiciones de seguridad y de manipulación.

Portadores

En stock
Enviaremos mañana
21090.S
8595133930307
4,44 €/pzs 3,67 € IVA no incluido

Parámetros

Resistencia térmica 80 °C
Peso (g) 8,8
tolerancia (± mm) 0,1

Vídeos

 

 
 

 
 

Descripción adicional

El kit contiene un imán muy fuerte y la contrapieza de acero correspondiente con agujero para tornillo avellanado. El diámetro del imán y de la contrapieza de acero es de 18 mm. El espesor del imán de neodimio es de 4 mm y el de la contrapieza de 1,5 mm. La fuerza de desprendimiento del imán de neodimio es de 39,2 N (= 3,92 kg). Tanto el imán como la contrapieza están equipados con un agujero para un tornillo M4 con cabeza avellanada. En el paquete están incluidos dos tornillos de acero inoxidable M4, con una longitud de 35 mm. Juntos forman un kit de fijación ideal para diversos usos en el hogar, taller, etc.

¿Cómo se mide la fuerza de repulsión de un imán?

La fuerza de repulsión es la fuerza que se debe desarrollar para poder separar el imán de la base de acero (magnética), bajo las condiciones indicadas a continuación:

• La base debe estar elaborada de acero puro y el grosor debe ser por lo menos 10 mm.

• Toda la superficie del imán está en contacto con el objeto en cuestión. Por eso es necesario asegurar un contacto perfecto entre el imán y la base.

• El imán se mueve en el sentido perpendicular a la base.

¿Qué disminuye la fuerza magnética del imán?

• El imán no hace contacto con el objeto por toda su superficie porque la superficie del objeto no es lisa.

• El imán puede resbalar hacia un lado si no se desliza en el sentido perpendicular a la superficie, entonces el imán se separará con mucha más facilidad.

• El objeto magnético no es de acero puro (magnético), la superficie probablemente lleva pintura, una capa de goma o de plástico o de otro material que aumenta la distancia entre el imán y la base metálica.

• El imán no hace contacto con el objeto. Cuanto más grande sea la distancia entre el imán y la base metálica, menos intensa será la fuerza magnética.

• El objeto está oxidado.

Acabado de superficie del imán

En la superficie del imán hay una capa de níquel que protege el imán contra la oxidación. Atención, si se usa por largo tiempo a la intemperie o en caso que el acabado de superficie se dañe, el imán comenzará a oxidarse.

Los imanes de neodimio son muy susceptibles a la oxidación, es por eso que habitualmente se les aplica un acabado de superficie en forma de níquel (10-20 µm), zinc (5-10 µm), oro (5-10 µm), resina epóxica (20-30 µm) o la superficie de los imanes es tratada por pasivación (0 µm). Una capa de cobre se utiliza habitualmente como capa intermedia entre el acabado de superficie final.

Imán de neodimio contra Imán de ferrita

Ventajas (imán de ferrita contra imán de neodimio)

- Los imanes de neodimio más fuertes pueden levantar hasta mil veces su peso

- El tamaño mínimo de un imán de neodimio supera varias veces la potencia de un imán de ferrita.

Los imanes de neodimio se fabrican cortando, por eso es posible fabricar prácticamente «cualquier» forma a la medida. La fabricación de imanes de ferrita habitualmente precisa de un molde de prensado. Para algunas medidas también se puede optar por la cortadura, pero solo a partir de una cantidad más grande.

Desventajas (imán de ferrita contra imán de neodimio)

- Los imanes de neodimio son más costosos

- Los imanes de neodimio son susceptibles a la oxidación

- Los imanes de ferrita todos tienen la misma resistencia térmica, no es necesario optar por diversos tipos de materiales como en el caso de los imanes de neodimio donde el tipo de material define la resistencia térmica.

Los imanes de neodimio se fabrican por sinterización y su anisotropía (el sentido de la magnetización) habitualmente suele ser ajustada previamente durante la producción de los semielaborados que se utilizan a continuación para el cortado de las medidas determinadas definitivas. A parte de algunos casos excepcionales, es imposible elegir el tipo de magnetización una vez finalizada la dimensión final de un imán de neodimio. Sin embargo, por medio de un magnetizador elegido es posible magnetizar imanes de ferrita, su versión isótropa, en diversas variantes y sentidos. El sentido de magnetización de los imanes anisotrópicos de ferrita es ajustado en fábrica porque estos imanes son prensados por vía húmeda, o sea en el sentido de magnetización preajustado.

FERRITAS contra NEODIMIOS: Los imanes de neodimio de alta potencia pueden originar un cambio en el sentido de la magnetización, en su caso la desmagnetización total (pérdida de la fuerza magnética) en imanes de ferrita. Por eso los imanes de neodimio no se deben aproximar ni unir con los imanes de ferrita. Almacenar como mínimo a 10 cm uno del otro.

Para más información pase a preguntas más frecuentes de los clientes o contacte con nosotros.

Declaración de ROHS

8 otros productos de la misma categoría: